Tel Aviv

Tel Aviv

La joya el mar Mediterráneo, Tel Aviv, puerta de entrada al Medio Oriente, es considerada una ciudad cálida y de mente abierta, amante de la cultura y de la diversión. Su corazón, con casi tres millones de habitantes, está conformado por dos ciudades hermandadas, Tel Aviv y Jaffa. La primera sólo tiene 100 años, la otra data de tiempos bíblicos.

Tel Aviv se fundó en 1909 pero, ¿te has parado a pensar si sabes algo de su corta aunque intensa historia? Se crea cuando un grupo de judíos se ven obligados a abandonar la congestionada ciudad de «Iafo» y construyen sus hogares en los arenales del norte alzando una nueva ciudad a la que llamarían Tel Aviv, que tiene como significado «colina de la primavera».

Fue después de la Primera Guerra Mundial, cuando Palestina fue declarada Hogar Nacional para el pueblo judío, empezando a llegar la inmigración de todos los lugares, declarándose Tel Aviv  municipio en 1921. La nueva ciudad atrajo poetas y escritores de todo el mundo, convirtiéndose en la primera ciudad hebrea moderna.

El 14 de mayo de 1948, en la sala antigua del Museo de Tel Aviv situado en la calle Rotschild nº16, fue proclamado el nacimiento del Estado de Israel, y en ese momento Tel Aviv se convirtió en la capital del país. En realidad fue la primera ciudad hebrea; otras ciudades como Bersheva, Netanya, Naharya, Carmiel fueron posteriores. Tel Aviv se encuentra ubicada a mitad de camino entre el mar de Galilea y el desierto de Negev, a unos 60 kilómetros al este de Jerusalem, siendo el centro comercial del país. Además de ser el eje económico, es también el puntal de la vida cultural de Israel. Es un importante centro de turismo que ofrece además de una infraestructura hotelera excelente, maravillosas playas de arena dorada, amables gentes, una noche muy divertida que se alarga hasta el alba en bares y discotecas de diseño, y centros comerciales espectaculares donde realizar tus compras.

Tel Aviv es como la antítesis de Jerusalem ya que las diferencias entre ambas son claras. Jerusalem fue una antigua fortaleza construida en la montaña, su clima es seco y sus inviernos severos; mientras en Tel Aviv el clima es más suave y está construida sobre la arena. Jerusalem está inmersa en la historia y su población es muy religiosa. Por el contrario, Tel Aviv no es para nada religiosa. Jerusalem ha sido la fortaleza de la derecha política, en cambio Tel Aviv se ha inclinado a la izquierda. Jerusalem es estudio y oración, mientras Tel Aviv es comercio y diversión. Es por estas diferencias que algunos les gusta decir de forma irónica que el límite entre Europa y Asia se sitúa entre Tel Aviv y Jerusalem. A pesar de que se encuentran a tan sólo una hora de camino, tienen diferentes personalidades y estilos.

En muchos países hay ciudades que representan estos contrastes, por ejemplo, en Rusia Moscú y San Petersburgo; en Brasil: Río de Janeiro y Sao Paulo, y en Japón: Tokio y Kyoto. Tel Aviv hoy en día se ha convertido en una ciudad cosmopolita, moderna, cálida, de mente abierta, tolerante, y segura, que mira con orgullo hacia sus orígenes y sigue mirando con optimismo hacia el futuro.

Más información: http://goisrael.com/es/

[mappress mapid=»60″]

Post relacionados: