Terres de l’Ebre

Terres de l’Ebre

Descubrir la Ribera del Ebro constituye una grata sorpresa por la diversidad de paisajes, ecosistemas y núcleos de población DE gran atractivo y elevado potencial turístico.  Los espacios vírgenes del Parque Natural del Delta del Ebro, las montañas escarpadas del Parque Natural del Ports, las rutas fluviales o en bicicleta, las playas extensas, tranquilas, la rica y variada gastronomía son algunos de los recursos bajo la denominación turística “Terres de l’Ebre” 

 

El Ebro, fuente de vida, ha modelado en el transcurso de miles de años las ásperas tierras de la península Ibérica. Dejando hondas cicatrices la ha convertido en valles y vegas fértiles, permitiendo a los primeros pobladores establecer asentamientos que posteriormente se han transformado en crecientes poblaciones y grandes ciudades. Al final de su vida, el Ebro riega las tierras de Tarragona, en las que deja su legado de vida en los exuberantes bosques de ribera y matorrales, donde se da una valiosísima diversidad de flora y fauna para finalmente abocarse al Mediterráneo.

 

RESERVA NATURAL DE SEBES EN FLIX

A su paso por la población de Flix, encontramos la reserva Natural de Sebes. Zona de gran interés natural, excelente para contemplar y estudiar la flora y fauna del bosque de ribera ya que en cada estación del año adopta formas diferentes. Esta reserva natural de fauna salvaje de Sebes, se sitúa en el margen izquierdo del río, donde fluyen las aguas de más arriba del embalse y del espectacular el Meandro de Flix con casi cinco kilómetros de extensión. El Mas del Director es el centro de información y educación ambiental, lugar de partida hacia los miradores y observatorios que son de fácil acceso mediante pasarelas que permiten adentrase por la zona boscosa de sauces blancos y álamos. Ruiseñores y oropéndolas anidan este hábitat, así como tórtolas y cucos, de los que podemos oír sus cantos, ya entrado el atardecer y si  guardamos el oportuno silencio. El mirador del Carrizal es perfecto para la observación de aves como los carriceros, especie migratoria que nidifica en los árboles de la laguna, garzas imperiales, ánades reales, en invierno los cormoranes, águilas pescadoras, o el aguilucho lagunero, símbolo de la reserva que es la única rapaz que anida en el carrizal. Cabe destacar que todos los caminos están debidamente acondicionados y señalizados, ya que la mayoría siguen paralelos a caminos y sendas de servidumbre por las que también se accede a los campos de cultivo que siguen el curso del río.

Siguiendo la ribera encontraremos la zona de equipamientos del Mas de les Cigonyes. Dado que ésta es una zona de humedales cerca del río, crecen de forma espontánea y muy abundante cañas y boga. Su rápido crecimiento impide que otro tipo de vegetación se establezca, por este motivo se optó por la introducción de équidos, pequeños de baja estatura, de patas cortas y robustas que están acostumbrados a esta zona para así controlar el crecimiento desmesurado. También en este centro podremos ver las cigüeñas blancas que vuelven a poblar esta zona del Ebro, gracias al proyecto de reintroducción que se está realizando.

Tiene un destacado interés, el visitar el centro de interpretación del Camí de Sirga, en la misma Reserva natural de Sebes. En él podremos contemplar y entender como fue de importante el río como vía fluvial de transporte para los habitantes de esta ribera. Herencia de Fenicios y Romanos, el sistema de Sirga (arrastre de embarcaciones contra corriente) no fue el único sistema empleado, también la vela lo fue si los vientos eran favorables. Diversos tipos de embarcaciones fueron utilizadas para el transporte, como por ejemplo, la Muleta, la Pontona, o el Moli, aunque la más importante fue el Llaüt. Elegante embarcación de dieciocho metros de eslora, con una capacidad de carga de hasta 30 toneladas. Con una tripulación de cuatro hombres, el patrón de la embarcación y tres peones, denominados los Sirgadores, hombres de fuerza, que con la ayuda de la sirga arrastraban la embarcación a sus espaldas cuando la corriente y el viento no eran favorables. Hoy podemos disfrutar de un magnífico paseo por el río en el último Llaüt, recuperado para el turismo que nos permitirá contemplar la ribera, con su flora y fauna, disfrutando de la navegación por el Ebro desde Miravet hasta Xerta.

 

LAS BARRACAS DEL DELTA

Es una iniciativa del Ayuntamiento de Sant Jaume d’Enveja, con la colaboración del Museo Comarcal del Montsià, de la que forma parte como una sección monográfica del Parque Natural del Delta de l’Ebre. Su principal objetivo es valorar, conservar y difundir el patrimonio histórico y etnológico de Sant Jaume d’Enveja (y por extensión del Delta y de las Terres de l’Ebre), otorgando un destacado relieve a la identidad de la población que colonizó el Delta del Ebro. Este centro permite hacer un recorrido histórico y cultural para esta arquitectura popular, milenaria y singular, que se ha convertido uno de los símbolos del Delta.

Las Barracas del Delta, construcciones modestas, de gran sencillez pero muy resistentes y prácticas, mantenían una gran armonía ambiental y paisajística en un entorno natural y protegido como es el Delta porque era donde se obtenían los elementos básicos para construirlas, como la caña, el barro y madera. Eran edificaciones tradicionales con un definido estilo propio muy simple en cuanto a su construcción. Planta rectangular, armazón de madera y cubierta vegetal a doble vertiente.  Documentadas desde la Edad Media, tuvieron su mayor auge a finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, coincidiendo con la extensión del cultivo del arroz.

Se constatan dos modelos de construcción. En la de los campesinos, la cubierta es vegetal y se apoya sobre pequeñas paredes verticales; y en la de los pescadores, la cubierta descansa directamente en el suelo. Antaño su uso fue muy diverso, como corral, establo, almacén, cubierta, aunque su principal cometido fue el de vivienda, temporal o permanente en ocasiones. Sus moradores:, pescadores de agua dulce o de agua salada, cazadores, guardas, labradores, jornaleros, pastores, peones o peones salineros.

En el delta la subsistencia de la población ha sido y es, eminentemente  agrícola y ganadera, pero también formaba parte de su alimentación productos provenientes de la pesca como, anguilas, doradas, lubinas y tencas, en la que empleaban técnicas y aparejos milenarios que aún emplean algunos pescadores de la zona como es el “Rall”. En la década de los ochenta, las barracas tradicionales, concretamente las que estaban habitadas por los campesinos que se dedicaban al cultivo del arroz, pasaron a  convertirse en símbolo del Delta. En los años 1990 resurgió su construcción para nuevos usos: casa de campo, centro de información, sala de exposición, segunda residencia, restaurante, etc.

El Rall este es un arte tradicional de pesca del Delta del Ebro que se utiliza principalmente en lugares de poca profundidad: playa, canales, desagües, lagunas, bahía. La pesca con Rall es una de las artes de pesca más artesanales, antiguas y ecológicas. Esta pequeña red se lleva recogida y sujeta con las dos manos y la boca, para lanzarla se efectúa movimiento circular, soltando coordinadamente todos los puntos de agarre, procurando que caiga en el agua completamente abierta, debido al contrapeso de los plomos que lleva unidos en los extremos y que ayudan a que la red se abra al tirarla y también se hunda, atrapando los peces que se han conseguido envolver al lanzarla.

 

MUSCLERAS DEL DELTA DEL EBRE

No es ninguna novedad que un producto gastronómico sea el eje vertebrador de una oferta turística, en este caso la suma del entorno, en este caso marítimo, junto al enclave, el Delta y la Bahía de los Alfaques, hacen que un producto procedente  del sector acuícola sea el auténtico protagonista, este es el mejillón con denominación de origen “Delta del Ebre”.

Recorrer la bahía en la que  unas escasas millas de la costa, podemos  contemplar de cerca los viveros con las miles de bateas, en las cuales se depositan los alevines de los mejillones y ostras, que  ya de por si es una emocionante experiencia. Lo mejor siempre esta por venir, degustar estos excelentes productos de esta comarca, forma parte de esta experiencia turística, ni cabe decir que las mayoría de restaurantes y bares, incluyen mejillones en su carta como oferta gastronómica y por supuesto cocinados  de todas las formas posibles de imaginar. Apostar por esta opción turística, es sin duda un aliciente para consolidar este producto en el mercado interior, aportando además un complemento a  las rentas del sector acuícola del Delta, un sector que contribuye al empleo de unas 600 personas entre mariscadores, productores y otros. La producción anual que suman las dos bahías ronda aproximadamente a los 3 millones de kilos de mejillones y de un millón de ostras. En su totalidad existen 90 concesiones a los Alfacs y 74 más en la bahía del Fangar.

 

GUÍA PRÁCTICA

CÓMO LLEGAR

Carretera: Uno de los principales ejes de la red viaria de las Terres de l’Ebre es la autopista AP-7. Otra de las carreteras importantes es la C-12, conocida como el Eje del Ebro, atraviesa el territorio de sur a norte y conecta con las tierras de Lleida.

En ferrocarril: La líneas de Regionales RENFE que cruzan las Terres de l’Ebre.  Así como el tren de Alta Velocidad (AVE) que une Madrid con Lleida y Tarragona.

Por avión: Aeropuerto de Reus con líneas regulares hacia diversas capitales de Europa. Por otra parte, el aeropuerto internacional de Barcelona y el aeropuerto de Valencia, que son dos de los centros aeroportuarios más importantes del Estado Español, se encuentran a solo 150 kilómetros de las Terres de l’Ebre, el de Barcelona en dirección norte y el de Valencia en dirección sur.

 

DÓNDE DORMIR
Hotel L’Agadir del Delta
Ronda dels Pins, 27-29 – 43549 POBLE NOU
Tel. 977744559 – www.hotelalgadirdelta.com
Hotel Restaurante Mas de Prades
Ctra. T-340 Km 8 – 43580 Deltebre
Tel / Fax 977 05 90 84 – www.masprades.cat

 

DÓNDE COMER

En Xerta, una vez nos apeamos del paseo en Llaut por el río Ebro, una muy interesante opción gastronomota es, la que nos ofrece el restaurante el Restaurante El Torreó de l’india. Con un menú basado principalmente en el arroz, cereal por excelencia, que es cultivado en estas Tierras del Ebro, y que es acompañado con bogavantes y cigalas o los deliciosos calamares, siendo sin duda uno de los mas sugerentes el arroz con pato salvaje del Delta del Ebro. Todo ello presentado con un esmerado servicio y acompañado con una excelente carta de vino, así como deliciosos y variados postres. Por todo ello este restaurante, es merecedor de 1 estrella Michelin.

Restaurante El Torreó de l’india (1 estrella Michelin)
Cami Molins, 2 – 43592 Xerta (Tarragona)
www.hotelvillaretiro.com
Hotel restaurante Mas de Prades
Ctra. T-340 Km 8 – 43580 Deltebre
Tel / Fax 977 05 90 84 -www.masprades.cat
Hotel L’Agadir del Delta
Ronda dels Pins, 27-29 – 43549 POBLE NOUTel. 977744559 -www.hotelalgadirdelta.com

 

INFORMACIÓN TURÍSTICA

TERRES DE L’EBRE. PATRONAT DE TURISME DE LA DIPUTACIÓ DE TARRAGONA

C. de l’Àngel, 6, 3a planta. Edifici Siboni – 43500 Tortosa
Tel. (+34) 977 444 447  – www.terresdelebre.travel

Post relacionados: