República Checa, cinco ciudades imprescindibles

Praga puente de Carlos

República Checa, cinco ciudades imprescindibles

Comparte este contenido rápidamente en:

El movimiento cultural y artístico del Barroco en la República Checa se extendió a principios del siglo XVII a Bohemia, aunque sólo se hizo más notable después de la Guerra de los Treinta Años.

Como estandarte de la cultura y el arte, sobrevivió durante mucho tiempo, prácticamente hasta la segunda mitad del siglo XVIII, y al igual que en otras partes de Europa Central, cambió significativamente la forma del paisaje urbano, rural y natural.

El Barroco nos dejó un extraordinario legado de monumentos – iglesias, monasterios, lugares de peregrinación, palacios y castillos-, así como también modestas capillas y estatuas a lo largo de las carreteras y caminos del país.

Hoy en día aún perdura su legado con los festivales de música barroca en marcos incomparables como son las iglesias decoradas por cuadros de los mejores maestros de la pintura de ese periodo.

 

CIUDADES BARROCAS IMPRESCINDIBLES

 

En un país lleno de grandes monumentos barrocos es difícil elegir las cinco joyas más destacadas. Así que hemos seleccionado las cinco ciudades imprescindibles como dignas representantes de todo lo que el Barroco significa para la República Checa y que, además, muchas de ellos han sido catalogadas en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Praga puente de Carlos
Praga puente de Carlos

Praga

Lo más significativo del Barroco en Praga es sin duda la Iglesia de San Nicolás en la ciudad vieja, una obra maestra de los arquitectos Dientzenhofer. No muy lejos se encuentran los Palacios de Czernin y Wallenstein, así como el Puente de Carlos, adornado por una treintena de estatuas y esculturas, en su mayoría de estilo barroco. Construido por los jesuitas detras del puente, el conjunto de edificios Clementinum cuenta con una extraordinaria biblioteca barroca que alberga más de 20.000 ejemplares y una torre astronómica con vistas al castillo de 70 metros de altura que son únicas.

Olomouc interior de la Catedral
Olomouc interior de la Catedral

Olomouc

La impresionante Columna de la Plaza de la Santísima Trinidad es el grupo escultórico más grande en la República Checa y corazón simbólico de la ciudad. Además, la ciudad se jacta de un conjunto único de fuentes barrocas. Los interiores del Palacio Arzobispal son absolutamente impresionantes, mientras que la galería de imágenes del Museo Archidiocesano se ocupa de los verdaderos tesoros de arte.

Kromeriz jardines
Kromeriz jardines

Kroměříž

Esta hermosa ciudad está dominada por su castillo barroco, la antigua residencia de verano de los obispos y arzobispos de Olomouc, que además tiene unos jardines barrocos de una belleza sin precedentes inscritos en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO. El castillo posee una galería pictórica que es la segunda colección más importante de la República Checa.

Lednice palacio
Lednice palacio

Lednice-Valtice

En Lednice destaca su grandioso jardín romántico denominado el Jardín de Europa y que posee rincones y construcciones realmente sorprendentes e inesperadas. Un lugar imprescindible que nadie puede perderse y que hay que recorrer a pie o en coche de caballos. El pequeño pueblo de Valtice, situado en la Moravia Meridional, se autodenomina como la capital del vino y se integra el área conocida como Lednice-Valtice. Su gran palacio barroco fue la antigua residencia de la familia Lichtenstein. Sus bodegas albergan el National Wine Centre, un lugar para descubrir, catar y comprar los mejores vinos del país.

Mikulov subida al castillo
Mikulov subida al castillo

Mikulov

El castillo en la colina; la fachada de estilo de alto barroco de la Tumba de Dietrichstein; el extenso legado judío con su impresionante cementerio; el Monte Santo, reconocido lugar de peregrinación en el país; así como la iglesia de San Sebastián con su característico campanario barroco y sus capillas del Calvario, hacen de Mikulov una joya barroca muy solicitada.

NUESTRA RUTA BARROCA POR MORAVIA

Ya que Moravia posee los lugares más significativos del barroco checo (sin contar Praga), hemos diseñado nuestra particular ruta añadiendo a las cinco ciudades imprescindible dos más que seguro no defraudarán a nadie. Así pues, tras visitar los mejores enclaves de Praga, nos dirigiremos directamente a la región de Moravia entrando por Olomuc, y continuar hacia Kroměříž; Buchlovice donde visitaremos su castillo barroco de marcado estilo italiano; la imprescindible Brno, cosmopolita capital de la región; el paraje natural del área de Lednice-Valtice y terminaremos nuestra ruta barroca en la pequeña ciudad de Mikulov.

INFORMACIÓN TURÍSTICA

Praga: https://www.prague.eu

Olomouc: http://tourism.olomouc.eu

Kromeriz: http://www.kromeriz.eu

Buchlovice: https://www.zamek-buchlovice.cz

Brno: https://www.gotobrno.cz

Lednice: www.lednice.cz

Jardines de Lednice: http://www.zamek-lednice.info

Valtice: http://www.valtice.eu

Centro Nacional del Vino en Valtice: http://www.vinarskecentrum.cz

Mikulov: http://www.mikulov.cz/tourism

Post relacionados: