Saint Émilion, corazón de piedra  alma de los vinos

Saint Émilion, corazón de piedra alma de los vinos

Una de las escapadas que podemos orientar hacia la mejor comprensión de esta región productora de los mas afamados vinos de Francia,  es visitar el pequeño pueblecito de Saint Émilion.

 

Este sorprendente y singular enclave, guarda muchos secretos entorno al vino, pero en si la villa ya es un fascínate secreto por descubrir. De origen Galo Romano, Saint-Émilion es una pueblecito muy proximo a Burdeos,  su primeros habitantes descubrían en su tierra un excelente lugar para el cultivo de la vid, pero no mas curioso es que en su subsuelo esta plagado de galerías excavadas para la obtención de  bloques de piedra caliza, de los cuales Burdeos se nutría para la construcción de los edificios de la ciudad. Esta actividad se prolongo durante siglos, de la misma forma que el pueblecito de Saint Émilion con un perfil característico medieval también esta construido con el mismo material y ademas es Patrimonio de la Humanidad.

  Una del muchas curiosidades que podemos encontrar, es la iglesia labrada en la misma roca, así como las laberínticas catacumbas que se originan en los siglos III y IV hasta pasada la edad media, todo ello puede ser visitado previa programación con guía a  través de la oficina de turismo de Saint Emilion. El pueblo fue bautizado con el nombre del monje Émilion, que se estableció en la ermita excavada en la roca durante el siglo VIII, junto a las catacumbas romanas y  que posteriormente fueron usadas también en el medievo como criptas sepulcrales.  

  El caracter mistico que nos retrotrae en el tiempo es sin duda la Iglesia monolítica de Saint-Émilion, excavada en la roca arenisca su impronta nos demuestra la intensa devoción de sus constructores, adentrarse en su interior nos imbuye una extraña sensación entre la admiración de su imponente realización y el misticismo que la envuelve, sobre todo cuando observamos en un bajo relieve en el fondo de la nave central en el cual se identifican claramente dos angeles, los cuales representan ser los guardianes de las puertas del Paraíso. La amplitud y dimensiones de la excavación, a través de del corte regular de de sus pilares y bóvedas, así como de sus dimensiones le confieren la semejanza de ser una catedral subterránea.

  Saint-Émilion una orografía excepcional para unos vinos excepcionales Evidentemente, la variedad de los vinos de Saint-Émilion también se puede entender dado el sabio equilibrio del cupage de las cepas. Las cuales en su mayor parte son de la variedad merlot, junto con el cabernet franc y el cabernet sauvignon o el malbec. Por ello es  que les permite desarollarse en una paleta de matices aromáticos y gustativos particularmente apreciados.

  Así, la variedad de sus vinos se explica con la extraordinaria diversidad geológica (suelos calcáreos, suelos arcilloso-calcáreos, suelos de gravas, y suelos de arena) así como un microclima perfectamente adaptados a la viticultura. Es esta mezcla, la cual junto con el atento cuidado de los profesionales vitivinícolas permite que se den las condiciones ideales para nutrir y para hacer madurar al merlot, cepa la más utilizada en esta región. Para poder disfrutar del entorno una de la mejores opciones es poder alojarse en el pueblo, os recomendamos el Château Les Belles Perdrix en Troplong Mondot, un Restaurant  & Guest House  donde podremos realizar una degustación y cata de vinos excepcionales, acompañado de una carta elaborada con productos de excelente calidad de la propia región.

  [divider]Que ver en Saint Emilion[/divider] Que ver, es una pequeña ciudad de origen medieval, mejor visitarla a pie. La ciudad destaca por su iglesia monolítica labrada en piedra es única en su genero La torre del Rey, es del siglo XIII Las catacumbas en la base de iglesia labras en piedra El convento de la Ursulinas La colegiata El recinto del mercado y antigua prisión La grandes murallas, imagen típica de la ciudad La puerta de las cadenas Mas información: www.saint-emilion-tourisme.com

Post relacionados: