Steyr, la Austria más romántica

Steyr, la Austria más romántica

“Steyr y sus alrededores son mucho más hermosos de lo que podrías imaginar” escribió el compositor austríaco Franz Schubert en una carta a su hermano. “Creo que disfrutaré enormemente de mi estancia aquí”. Yo tuve exactamente la misma sensación al llegar. Porque es difícil no rendirse a la belleza de Steyr, una joya de la arquitectura urbana medieval rodeada de naturaleza.

 

UNA HISTORIA DE DOS RÍOS

El río Steyr emana de las montañas de Totes Gebirge y fluye 68km para ir al encuentro del Enns, un afluente del Danubio de aguas turquesas que nace cerca de Salzburgo. La confluencia de estas dos aguas maca definitivamente el carácter y la historia de esta ciudad milenaria. Una unión que compone la hermosa panorámica desde el puente de Banhofstrasse.

AGUA, MADERA Y ACERO

El agua ha sido siempre la fuerza que mueve la economíaa de la ciudad, la vía de comunicación principal desde la Edad Media hasta la llegada del ferrocarril. La estatua de un balsero que nos saluda desde el puente de Banhofstrasse es un indicativo de la importancia de estos personajes que bajaban las balsas de troncos por el río Steyr, siendo la madera uno de los dos pilares económicos. Por otro lado, el Enns no solo era la principal vía de transporte del hierro desde el Erzberg sino que, además, su fuerza ayudaba a generar energía, la base de la industria metalúrgica y de construcción de maquinaria de fama mundial. Un río para la madera y otro para el acero. Y en su unión una ciudad que a finales de la Edad Media llegaría a ser la segunda del país, gracias a la concesión, en 1287, por parte de Alberto I de Habsburgo, de la licencia de mercado que le otorgaba una posición privilegiada en el comercio del hierro ferro dentro del Sacro Imperio y especialmente con la república de Venecia. La nobleza y la burguesía, beneficiadas por este comercio, construyeron suntuosas casas con bóvedas góticas y renacentistas y decoraciones barrocas y rococó, convirtiendo Steyr en la carta ciudad de Austria con más edificios declarados patrimonio (después de Viena, Salzburg y Graz). El comercio llevaba nuevas ideas y el Renacimiento llegó temprano a la ciudad austríaca.

EL CASCO ANTIGUO: UNA RECORRIDO POR SU HISTORIA

Justo en la confluencia, dominando el casco antiguo, se alza Lamberg Schlöss, el castillo de Lamberg. La primera estructura existente la construyó la dinastía Otakar en el s.X con el nombre de Stirapurch y a sus pies creció la población. Más adelante pasaría a manos de los Habsburgo hasta que, finalmente, en 1666, fue adquirido por el conde de Lamberg. La construcción original fue ser destruida por un gran incendio en 1727 y el palacio actual es posterior, de estilo barroco (aunque quedan remanentes de la estructura medieval en las murallas y la torre). También sufrió desperfectos durante las Guerras Napoleónicas. Destacan en su exterior los jardines con unas curiosas figuras burlonas y en su interior la mayor biblioteca privada de Austria. Sus elegantes salones se alquilan para eventos. El foso – hogar de una familia de cabras salvajes de los Alpes – en verano se convierte en el escenario del Festival Musical de Steyr. Un sendero rodea la parte exterior y nos ofrece una vista al casco antiguo y a la confluencia.

Bajando del castillo por Bergasse vamos a parar a la plazoleta de Zwischenbrücken, justo en el triángulo que se forma entre los dos puentes que cruzan ambos ríos, pasando por debajo de un arco gótico con frescos que muestran a los dos emperadores Habsburgo Federico III y Maximiliano (a quienes la leyenda atribuye la fundación de Steyr). Frente al arco, la última casa a orillas del Enns es una löwenapotheke, una farmacia, con fachada barroca. De aquí podemos tomar Enge Gasse, la calle principal del casco medieval que se abre a la majestuosa Stadtplatz, una de las plazas más hermosas de Europa.

En esta plaza podremos contemplar algunos de los edificios más emblemáticos de Steyr, como la Bummerlhaus, una joya del gótico tardío con un friso de tracería que es el símbolo de la ciudad y uno de los edificios seculares mejor conservados de Austria. En el  siglo XIX se convirtió en el hostal “El León Dorado”, adquiriendo la figura que decora la parte frontal de la fachada.

Otro edificio que llama mucho la atención en el mismo lado de la plaza, algo más abajo, por su ornamentada fachada pintada de azul y amarillo, es la Sternhaus, denominada así por la estrella dorada sostenida por dos aves de presa sobre sobre el portal, escudo de armas de la familia Schoiber y que simbolizan el comercio del hierro. El incendio de 1727 destruyó la casa, motivo por el cual la fachada es barroca aunque la base sea gótica.  Las figures angelicales sobre las ventanas representen los 5 sentidos.

En la misma acera, la Meditzhaus esconde un patio porticado. Y la casa Schmollgruber acoge la relojería y el museo de relojes de hierro, una colección privada.

Prácticamente frente al museo, pintada de color rosa, la Marienhirche, la iglesia barroca de la época de la contrarreforma que integra partes de la predecesora gótica.  Y  más abajo destaca por su torre coronada con una aguja en forma de bulbo el Ayuntamiento, uno de los edificios de la época rococó más importantes del país, que mandó construir Gotthard Hayberger, alcalde y juez de Steyr entre 1765 y 1778. La balaustrada está ornamentada con cuatro figuras barrocas femeninas que representan las autoridades de la ciudad: La Justicia (con su espada y su balanza), la Ley Criminal (con la cadena y la bola de hierro), la Iglesia (con el incienso) y la Ley Romana.

El edificio más moderno de la plaza es la Sparkasse, de estilo neogótico, de 1900.

LA IGLESIA PARROQUIAL

Detrás de la plaza se alza la iglesia parroquial de Steyr. No ostenta el título de catedral porque aquí no hubo obispo, ya que la sede episcopal se situaba en Linz, pero sí manifiesta su monumentalidad. Construida entre 1443 y 1522, en pleno auge económico, por Hans Puchsbaum – quien también diseñó la de Viena- sobre una anterior iglesia románica está dedicada a San Egidio y San Coloman.

El interior solemne conserva algunas ventanas originales de los s. XIV y XV. La belleza del gótico germánico de esta iglesia inspiró a Anton Bruckner, el compositor más importante de la Alta Austria, a transmitir este espíritu a su música. En sus estancias veraniegas en la ciudad (entre 1886 y 1894), durante las cuales compuso dos de sus sinfonías, entabló amistad con el rector Joseph Plersch, quien le animó a improvisar con el órgano.

En el techo, justo encima del púlpito, encontramos un gran reloj que servía al rector para calcular el tiempo de su sermón, que tenía que superar los 40 minutos.

Un incendio destruyó la torre, de 80 metros de altura, que se reconstruyó en estilo neogótico a finales del s.XIX. Merece la pena ascender los 280 escalones de caracol para disfrutar de una vista espectacular de la ciudad y sus alrededores, que incluyen el Parque Nacional de Kalkalpen. Una buena ocasión para ello es acompañar al sereno de Steyr, que, ataviado con su traje tradicional, cada jueves y sábado al atardecer inicia aquí la ruta que recorre las callejuelas y patios medievales mientras explica su historia.

Junto a la iglesia encontramos el Werndlpark, un espacio verde y frondoso que se extiende hasta uno de los accesos al palacio.

AL OTRO LADO DE LOS RÍOS

Para salir del casco antiguo nos tocará cruzar uno de los dos ríos. Podemos cruzar el Enns, o bien por el puente de Banhofstrasse -que nos ofrece una vista gloriosa de la fachada fluvial en la misma confluencia – o un poco más arriba, por el puente peatonal de Ennsteg. Desde la orilla opuesta podemos admirar otra perspectiva del perfil del casco antiguo con el palacio de Lamberg y su torre medieval.

Para cruzar el Steyr hacia el barrio de Wehrgraben también tenemos dos opciones. El puente principal, Zwischenbrüken, desemboca en la iglesia de San Miquel, cuya fachada es una de las imágenes más emblemáticas de Steyr, apareciendo en numerosas fotos. Forma parte del monasterio jesuita construido durante la contrarreforma en el s. XVII para echar a los protestantes y retornar la ciudad al catolicismo. Lo que más destaca es el fresco de San Miguel derrotando a los ángeles caídos entre las dos torres coronadas por la punta en forma de bulbo típica del barroco austríaco. El interior está decorado con un cargado estilo rococó.

A mono izquierda, tocando al río, vemos la Torre amarilla de Agua, de 1572. Era la estación que bombeaba agua a toda la villa mediante un sistema de cañerías, un hito de la ingeniería la época. La tuvieron que recortar en 1909 porque se inclinaba. Detrás se halla el Bürgerspital, un hospital para pobres del s.XII.

A mano derecha y en la parte superior, sobresale entre los árboles la torre Tabor, una casa de 1480 construida como parte de las fortificaciones de la ciudad y que posteriormente fue un parque de bomberos. Recientemente ha sido un restaurante pero ahora está cerrado. Detrás se encuentra el cementerio de Steyr.

Nosotros, en lugar de cruzar por Zwischenbrüken, tomamos la segunda opción, un sendero que resigue el río bajo el castillo – y pasa por el Túnel de la Memoria (Stollen der Erinnerung), un antiguo refugio antiaéreo de 140m construido por presos durante el invierno de 1943 y que ahora es un museo centrado en los horrores de la época nazi y en cómo la ciudad asume este episodio tan oscuro de su historia. Al final del sendero un puente de hierro peatonal cruza el río hasta el Museo del Trabajo.

HIERRO, ARMAS Y COLONIAS INDUSTRIALES

La historia moderna de Steyr está intrínsecamente vinculada a la figura de Josef Werndl, el hijo de una familia de fabricantes de rifles nacido en 1831 en la Alta Austria. Inventó un sistema moderno de retrocarga y junto a su hermano fundó la «Josef und Franz Werndl & Comp. Waffenfabrik und Sägemühle» en 1864. Cuatro años más tarde adquiría la patente de un sistema de carga y conseguía un contrato con el ejército. Pronto tendría 6000 empleados y se transformaría en la OWAG, «Österreichische Waffenfabrik AG», exportando 8000 rifles por semana a todo el mundo. Asociado con ingenieros como Ferdinand Mannlicher su empresa se convirtió en la primera productora mundial de armas de fuego pequeñas y en 1889 ya superaba los 10.000 empleados. Su huello, pero, va mucho más allá del impacte económico. Werndl se preocupó por sus trabajadores más de lo que era habitual en la época, creando una colonia industrial con viviendas dignas, cobertura médica gratuita y sueldos por encima de la media. Fue un promotor de la energía hidroeléctrica y gracias a él Steyr fue la primera ciudad de Europa con farolas eléctricas, instadas en 1884. Murió a los 59 años de una neumonía provocada por su participación en un rescate tras una grave inundación (hasta la construcción de la presa hidroeléctrica, que hoy controla el caudal del río, las crecidas llegaron a causar estragos). Dejaba como legado una de las mayores empresas y de más éxito de la historia de Austria.

Una gran estatua le conmemora en el extremo del parque que lleva su nombre y su huella está presente prácticamente por doquier en la ciudad, con el característico símbolo de la marca Steyr en las fachadas de las numerosas casas que construyó para sus trabajadores. En dos de sus antiguas fábricas, declaradas patrimonio arquitectónico, se ubica el museo Arbeitzwelt desde 1985.

A priori, un Museo del Trabajo no parece una visita demasiado apetecible, y menos cuando estamos de vacaciones, pero la realidad es que estas fábricas restauradas (conectadas por un techo de cristal que crea una sala central muy lluminosa) nos ofrecen algunas interesantes exposiciones sobre la historia de la extracción del hierro, de las colonias industriales y de la producción localel, como motores para BMW, cuchillos, rodamientos de bolas, bicicletas… No todo eran armas. El edificio ha mantenido, por ejemplo, la cantina original. También hallamos una sección llamada El trabajo es invisible dedicada a la vertiente emocional del trabajo, en la que se nos muestran los cambios en el mundo laboral durante los últimos 150 años y los posibles futuros que nos esperan con la llegada de la era digital y la robótica. Aquí la estrella de la exposición es Pepa, un robot con el que se puede mantener una conversación.

El museo está adherido al programa COME-IN europeo de museos sin barreras.

http://museum-steyr.at

Alrededor del museo podemos pasear por las calles de Wehrgraben, donde encontraremos rincones muy agradables, como el patio interior porticado de la casa Dunklhof, del s.XVI, que fue residencia del poeta Dora Dunkl. O el canal del Steyr con algunos molinos.

NATURALEZA Y AGUA

Steyr está rodeada de verde y agua. Es el centro de una zona recreativa adyacente al Parque Nacional de Kalkalpen, una reserva alpina a 30 minutos de la ciudad. Pero sin tener que llegar tan lejos, en los límites urbanos, las orillas del río Steyr ofrecen zonas para practicar senderismo, salir a correr o hacer un picnic en alguna de las playas- además de descensos en canoa. De hecho, a pesar de ser una ciudad industrial Steyr es una pionera de la sostenibilidad y sus técnicos están estudiando tecnologías como la movilidad eléctrica o el hidrógeno. Están convencidos de que la comunión con la naturaleza es la clave para el desarrollo. Claro ejemplo de ello es que el agua de ambos ríos está tan limpia que se puede beber directamente.

Una manera recomendable y divertida de explorar la ciudad y sus alrededores es el Segway, que te permite una cierta rapidez y que ayuda a optimizar muy bien el tiempo sin perder esa sensación de paseo ni la libertad de movimientos. Boris Greiner de Segway in Steyr nos guió por una ruta muy completa saliendo de la Stadtplatz hacia el Museo del Trabajo, descubriendo rincones bucólicos, siguiendo el canal del Steyr y algunos núcleos residenciales de la colonia industrial, una de las zonas de baño y el parque natural que hay junto a la ciudad, subiendo hasta el cementerio y la torre Tabor para una vista panorámica al atardecer antes de regresar al casco antiguo y terminar con un helado en la mejor heladería de Austria, Buburuza Eis. www.segway-in-steyr.at

 

LA RUTA ROMÁNTICA DE LA ALTA AUSTRIA

Esta ruta que sale de Salzburgo recorre Bad Ischl, Gmunden, el valle de Almtal, Kremsmünser y Steyr hasta llegar a Viena, recorriendo paisajes idílicos y pueblos de cuento. Steyr es uno de estos pueblos, tan romántico que parejas de todo el mundo se acercan aquí a casarse. Pudimos comprobarlo al coincidir con más de una celebración.  www.romantikstrasse.at/es/

 

GUÍA PRÁCTICA


Cómo llegar

Steyr está situada a 146km de Viena. El trayecto en tren desde la capital austríaca dura unas 2.30h. 13€. Desde el aeropuerto de Viena, primero hay que tomar un tren en la estación (Flughafen Wien) hasta Wien HBF. (15min) www.oebb.at/en

Dónde dormir

Hotel Minichmayr. Este acogedor 4 estrelles ubicado en una casa de 1543 junto frente a la confluencia de los dos ríos ofrece la mejor vista de toda la ciudad.  Haratzmüllerstraße 1–3, Tel.: +43 (0)7252-53410.  www.hotel-minichmayr.at/

Dónde comer

Landhotel Mader. El restaurante de este hotel situado en  la Stadtplatz, en pleno casco antiguo, ofrece cocina tradicional de la Alta Austria. Stadtplatz 36, Tel.: +43 (0)7252-53358. www.mader.at

Schwechaterhof. Restaurante y cervecería familiar donde podéis probar la cocina y las cervezas locales (Alta Austria concentra 1/3 de las cervecerías del país). Situado frente a la iglesia tiene un jardín muy agradable si el tiempo lo permite. Leopold-Werndl-Str 1 Tel.:+43 (0) 7252-53067. www.schwechaterhof.at/wp

Orangerie im Schlosspark. Elegante restaurante en el parque delante del palacio, con una estructura de cristal y acero, estilo invernadero. Cocina austríaca. Recomiendo la trucha de río, pescada localmente y de una excelente calidad. Blumauergasse 1. Tel.: +43 (0) 7252 -74074. www.orangerie-steyr.at

Burburuza Eis. La mejor heladería de Austria. Helados artesanales con productos 100% naturales. Enge gasse 16. www.facebook.com/buburuzaeis

Visitas

Arbeitswelt (Museo del Trabajo). Wehrgrabengasse 7. Abre de 9-17. Cierra los lunes.  Entrada 7€. http://museum-steyr.at

Museu Schmollgruber de relojes de hierro. Grünmarkt 2 L-V 9.00 – 12.00 y 14:30 – 18.00, S 9.00 – 12.00. Adultos: 5€. www.schmollgruber.at

Lamberg Schlöss. Para visitar el interior del palacio hay que concertar visita, contactar la oficina de turismo. Los jardines están abiertos.   info@steyr.info

Ruta nocturna con el sereno. Rutas individuales en alemán y rutas en grupo también en inglés o italiano (160€ por grupo). Imprescindible contractar con antelación en la oficina de turismo.   www.steyr.info

Segway in Steyr. A partir de 55€. Contacto: Mr. Boris Greiner, Grünmarkt 15.

www.segway-in-steyr.at

Oficina de turismo de Steyr. Stadtplatz 27. www.steyr.info

 

 

Post relacionados: