Colón y Coclé, la autenticidad de la costa e interior del Caribe y Pacífico de Panamá. Alojarse frente a la Bahía de Portobelo, relajarse en un spa de montaña en el Valle de Antón o recorrer mercados de artesanía 

 

Panamá presume de una ubicación privilegiada en el centro del continente americano. El país ofrece diversidad y contraste desde que sale el sol por el Pacífico hasta que se pone por el mar Caribe.
Con una distancia de solo 80 kilómetros entre las dos costas, Panamá ofrece mucho más que playas. Siendo el segundo país con más biodiversidad de América, los visitantes pueden descubrir también la autenticidad de la costa y del interior de las provincias de Colón y de Coclé. Magníficos paisajes, ecosistemas en selvas, y monumentos y espacios históricos reconocidos por la UNESCO conforman algunos de los atractivos de estas zonas que muestran la más pura esencia del destino centroamericano.

Fortificaciones, ecoturismo y exclusividad en Colón, la Costa Caribe

En la zona del Caribe, a poco más de una hora y media desde Ciudad de Panamá, se encuentra la provincia de Colón. Tierra de los “congos”, descendientes de esclavos africanos que han conservado sus expresiones, música, bailes y ropa colorida.

De entre sus atractivos, Portobelo es el pueblo en el que perderse si se visita Panamá. Ubicado junto a una bahía de agua turquesa, se considera uno de los lugares más pintorescos del país ya que constituyó el primer puerto internacional en las Américas y el centro de transbordo de oro y tesoros hacia España. Además, cuenta con ruinas de cinco fuertes españoles y una casa colonial restaurada, todos construidos en el siglo XVII. Destaca también el Museo del Cristo Negro, dedicado al santo patrón de Portobelo.

 

En un impresionante acantilado sobre el río Chagres se encuentra el Fuerte de San Lorenzo, a media hora de Colón capital y al otro lado de las esclusas de Gatún. Catalogada como una de las fortalezas españolas más antiguas en América, los fuertes de Portobelo junto al de San Lorenzo forman las Fortificaciones de la Costa Caribe de Panamá, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

La práctica de ecoturismo es otra de las opciones de la zona con la visita al Parque Nacional de Portobelo, el primer parque protegido del país, donde se accede a bosques de manglares y se avistan aves autóctonas. Como alternativa, Isla Grande permite disfrutar de aguas cristalinas y arrecifes de coral así como de las vistas y los manglares del área mientras se cruza de punta a punta por un sendero no muy largo. Situada en el punto más al norte del istmo de Panamá, en esta isla puede degustarse comida al estilo caribeño preparada con leche de coco.

Como alojamiento en la zona, El Otro Lado, un espacio de lujo formado por cuatro villas de colores de diseño fresco y contemporáneo decoradas con arte y objetos del Caribe, África y Europa. Rodeado de selva tropical en un lugar remoto, ofrece a sus huéspedes la oportunidad de relajarse en la piscina infinita con vista a la Bahía de Portobelo o actividades como navegar entre manglares mientras se saborea un delicioso ceviche.

Pueblos con encanto, artesanía y aguas termales en Coclé, la Costa Pacífico

Penonomé, la capital de la provincia de Coclé al oeste de Panamá y a 30 kilómetros del Pacífico, posee varios atractivos como la catedral San Juan Bautista, construida en el siglo XVI, o el Museo de Penonomé ubicado en el casco antiguo y que realiza un recorrido histórico de  la ciudad desde la época indígena hasta la colonial.

Folclore en Colón

Folclore en Colón

 

El pintoresco pueblo La Pintada, dedicado al cultivo de flores y a los trabajos de madera y piedra jabón, es famoso por la elaboración del sombrero panameño o sombrero Pintao. El municipio de Antón también merece una visita especial al mercado de frutas, hortalizas y artesanía, donde adquirir esculturas de piedra de jabón decoradass por la etnia Ngöbe-Buglé o figurillas de cerámica de estilo precolombino.

En el mismo Valle de Antón, situado en el cráter del único volcán habitado del mundo y conocido como de la eterna primavera por su agradable clima, es posible la práctica de senderismo en los cerros La India Dormida o El Gaital. En el camino hacia el poblado de La Mesa una parada en el chorro El Macho, espectacular caída de agua de 35 metros que forma una piscina natural encantada, según la leyenda está. Como alternativa de aguas, Cariguana Spa se presenta como un espacio termal en medio de la naturaleza tropical del valle que ofrece tratamientos con productos ecológicos y biodegradables.

 

Ya en la costa del Pacífico y  en las inmediaciones del pueblo de Farallón  se encuentran numerosos resorts todo incluido para la completa relajación. La firma española de hoteles Riu inaugura próximamente el Hotel Riu Playa Blanca en esta extensa zona de playa con arrecifes rocosos.

 

www.visitpanama.com

Sobre El Autor

Viajamos para traer lo mejor de cada lugar contando nuestras propias experiencias. Además de descubrir rincones ocultos y exóticos, también acercamos al lector el lifestyle de las grandes ciudades del mundo para no perderse ningún detalle. QTRAVEL consigue combinar en sus páginas lo mejor en viajes clásicos con las últimas tendencias en destinos adaptándonos a los nuevos perfiles de viajeros.