La ruta de los mejores pubs de Dublín

La ruta de los mejores pubs de Dublín

Contemplar los locales y las terrazas llenas de gente al son de la música tradicional irlandesa son motivo suficiente para que nos corroa el ansia de sentarnos en la barra y pedir una típica “Stout” como lo hace un auténtico irlandés.

 

El epicentro de los pubs en Dublín se ubica en pleno corazón de la ciudad, en el conocido barrio del Temple Bar. Resulta casi inevitable dejarse seducir por las calles repletas de vida, su pintoresca arquitectura y su esencia tan diferente al resto de ciudades europeas. Los pubs son considerados lugares de culto y donde la mayoría de dublineses realizan gran parte de su vida social. En Irlanda normalmente se trabaja en jornada intensiva y muchos acuden allí después del trabajo con sus compañeros o amigos, por lo que resulta habitual verlos repletos de gente a partir de las seis de la tarde. En los pubs más famosos del centro se puede escuchar música en directo tocada por bandas irlandesas de gran calidad, y la mayoría de ellos ni siquiera tiene televisión, pero no por eso serán menos animados. Los dublineses no siempre acuden al mismo pub cada noche, van cambiando dependiendo del aforo y de lo atractivo que sea cada noche. A continuación te mostramos los pubs que no debes olvidar si visitas Dublín y menos si lo haces atraído por su ambiente y su cerveza.

Resulta imposible visitar todos los pubs durante una escapada, pero sí los más famosos, como el mítico The Palace Bar (Fleet Street 21) un pintoresco pub tradicional fundado en 1843 que conserva gran parte de su interior de la época victoriana y frecuentado por muchos artistas literarios de aquel entonces, como Brendan Behan o Patrick Cavanagh entre otros. Los pubs antiguamente albergaban también espacios reservados y cabinas para beber cerveza con intimidad, incluso en la barra. En el pub John Kehoe (South Anne Street 9) todavía podemos encontrar este tipo de instalaciones conservadas como en antaño y con un ambiente muy genuino. Los seguidores de Bruce Springsteen tiene una parada obligatoria en el The long Hall (South Great Georges Street) el pub preferido del cantante cuando visita la ciudad, un local muy acogedor decorado con espejos antiguos de filigrana. Tampoco podemos olvidarnos de uno de los más antiguos y populares, frecuentado por políticos y fans del rugby como el Doheny and Nesbitt’s (Lower Baggot Street 5) o el famoso O Donoghues Pub (Merrion Row 15) donde debutó la famosa banda The Dubliners y que todavía continúan ofreciendo música en directo. Para los que buscan un pub íntimo y peculiar existe el Dawson Lounge (Dawson St 25), el pub más pequeño de Dublín, ubicado en el interior de un sótano, pero con una decoración muy elegante y acogedora. Durante la noche podemos cambiar la cerveza por un buen cóctel en un entorno sin igual, en el gran Café en Seine, un espacioso café pub con diferentes zonas y ambientes de temática exótico-irlandesa, famoso por su gran salón reservado para música en directo y bailes populares. Y para finalizar e incluso como excusa para probar los mejores platos de la gastronomía irlandesa acudiríamos al The Duke Pub, también conocido por ser uno de los principales lugares de encuentro de los dublineses y el pub donde muchos artistas literarios se han inspirado para escribir sus obras, motivo por el cual desde este lugar se inicia el tour de pubs literarios; un recorrido amenizado por interpretaciones cómicas de los pasajes de los autores que frecuentaron estos locales.

 

GUINNESS STORE HOUSE

Para muchos, Dublín es el corazón y el alma de Irlanda, y la Guinness es el elemento central de dicha ciudad, por lo que un viaje a esta vibrante capital quedaría incompleto sin una visita al hogar de la Guinness y que también es el punto de interés más visitado de Irlanda: la Guinness Storehouse. Aquí se encuentra todo lo que hay que saber sobre la cerveza más famosa del mundo. Una espectacular historia que comienza hace 250 años y finaliza, como no podía ser de otro modo, en el bar, en compañía de una pinta del mejor néctar negro a cuenta de la casa. Esta atracción turística da vida a una de las marcas de cerveza de mayor renombre mundial. Situada en el corazón de la fábrica de cerveza de St. James’s Gate, las siete plantas que la componen han sido diseñadas en torno a un atrio central de cristal que imita la forma de una pinta de Guinness. Planta tras planta, viajarán en el tiempo para descubrir el pasado, el presente de la cerveza Guinness y sus ingredientes, su proceso de fabricación, la duración del mismo, el oficio y la pasión que acompañan a cada pinta. Uno de los lugares preferidos es el bar Gravity, situado en la última planta, ya que es el bar que se encuentra a más altura de Dublín. Mientras te relajas con una pinta en la mano puedes ponerte cómodo y disfrutar, sin interrupciones, de una panorámica de la ciudad de 360 grados. Guinness Store House también ofrece la oportunidad a sus visitantes de disfrutar de sus diversas experiencias, como aprender el ritual de los seis pasos para tirar una pinta de Guinness perfecta en la Guinness Academy, saborear correctamente una Guinness en el The Taste Experience, o probar la deliciosa combinación de ostras con Guinness y las mejores especialidades irlandesas cocinadas con esta cerveza en el restaurante 1837 Bar & Brasserie.

 

MUSEO DEL WHISKEY IRLANDÉS

La segunda bebida nacional y el principal embajador de Irlanda en el mundo es el Whiskey Irlandés. Los escritos cuentan que en 1405 los monjes ya producían esta bebida para uso nacional y hoy en día continúa la tradición posicionándola como una de las bebidas más consumidas en Irlanda, siendo únicamente el 25% de la producción para exportación internacional. En frente del Trinity College los amantes del esta emblemática bebida tienen una cita obligatoria en el Museo del Whiskey Irlandés de Dublín., un edificio de varias plantas que muestra una serie de exhibiciones detallando la historia de la destilación del whiskey en Irlanda a través de tecnología interactiva y actores. El lugar ideal para apreciar el auténtico whiskey irlandés a través de sus numerosas leyendas y cuentos para conocer mejor la tradición y cultura de este país. Al final de la experiencia los visitantes mayores de 18 años podrán disfrutar de una verdadera cata de whiskey y aprenderán cómo servirlo y tomarlo para potenciar su sabor.

[divider]INFORMACIÓN PRÁCTICA[/divider]

LOS PUBS
En los pubs podrás encontrar una enorme variedad de cervezas, licores y whiskies. Si es la primera vez que visitas un pub en Dublín, es probable que te invada la indecisión; en cada local existen como mínimo cinco variedades distintas de cerveza. Pero si de verdad quieres probar el auténtico sabor irlandés, con una pinta de Guinness siempre vas a acertar. Los pubs resultan más caros si lo comparamos con cualquier bar de copas en España. El precio de una pinta en Dublín varía dependiendo de la zona donde nos encontremos. A medida que nos alejamos del centro y del barrio de Temple Bar, son más baratas. Por lo general valen entre 3,5€ y 5€; las botellas suelen ser algo más caras. Un refresco o una botella de agua vale entre 2,5€ y 4€. Los pubs entre semana cierran generalmente a las once de la noche y a la 1 de la madrugada los fines de semana. Las discotecas están abiertas hasta las 3 de la mañana.

CÓMO LLEGAR
Desde Barcelona y Madrid existen diversas aerolíneas que ofrecen vuelos directos hasta Dublín con frecuencias diarias. Desde el aeropuerto hasta el centro se puede optar por un taxi o uno de los autobuses Airlink de la compañía Dublín Bus que llevan al centro de la ciudad desde la terminal 1.

FREEDOM CARD

Si visitamos Dublín durante varios días resulta muy aconsejable adquirir la Freedom Card de 3 días (72 horas). Se adquiere en la terminal 1 del aeropuerto de Dublín en los mostradores de Airlink o en las oficinas de Dublin Bus en el 59 Upper O’Connell, por sólo 33€ (16€ para niños menores de 14 años) aunque también se pueden encontrar en algunas tiendas de souvenires. Durante 72 horas tendrás acceso ilimitado al sistema público de autobuses urbanos de Dublín, los enlaces con el aeropuerto a través del bus Airlink 747 y acceso al bus turístico de color verde Dublín Bus Tour “Hop-on Hop-off”. Ofrece también descuentos a los principales lugares de interés de la ciudad y restaurantes.

 DÓNDE COMER
Dublín también se caracteriza por la gran cantidad de restaurantes. En cada esquina del centro se pueden encontrar restaurantes de todo tipo, pero principalmente de cocina internacional: hamburgueserías, restaurantes italianos o asiáticos. Ten en cuenta que el plato fuerte se sirve a la hora de cenar y si deseas probar la auténtica cocina irlandesa, la mejor opción es probarla en cualquiera de los pubs más famosos de la ciudad que sirvan comida. Fish and Chips, especialidades con pato, carnes y guisos son los platos más populares.

DÓNDE DORMIR

Mespil Hotel

60 Mespil Rd, Dublin 4, Irlanda

http://www.mespilhotel.com

Post relacionados: