Waterloo la última batalla de Napoleón

Waterloo la última batalla de Napoleón

El bicentenario de la batalla de Waterloo, la recreación histórica más grande nunca antes realizada en Europa.

  Del 15 al 21 de Junio de 2015, se celebraron en la localidad belga de Waterloo los actos conmemorativos del bicentenario de la batalla del mismo nombre.

Jefes de estado, representantes de las actuales monarquías, así como un nutrido abanico de representantes políticos, han sido participes de los diferentes eventos que han conformado los actos del  bicentenario. Cabe destacar la presencia de los actuales reyes de Bélgica y  Holanda y los herederos de la corona británica.

Dentro de los actos a pie de calle, destacó la presencia de Charles Napoleón Bonaparte, último descendiente del Emperador y por parte española de Gonzalo Serrats Urrecha, descendiente del General Álava; pese que en la historia no se le destaca debidamente, este insigne militar español combatió las tropas francesas en España durante la Guerra de la Independencia y posteriormente junto al Duque de Wellington, llegando a ser su “mano derecha” en Waterloo la última batalla de Napoleón y que determinó el futuro de Europa.

Seis años despues el 5 de Mayo de 1821, fallecia Napoleón Bonaparte en la Isla de Santa Helena donde permanecia exiliado desde la firma del Tratado de París.

Para su conmemoración, se levantó un memorial, llamado «Memorial 1815». Ubicado a los pies de la Colina del León y que nos sirve como puerta de entrada a la exposición en el Panorama Histórico. 1.815 m² de viaje, inmersos en una escenografía narrativa, articulada en torno a la experiencia de la batalla.

Definida en grandes áreas con decenas de objetos de colección, uniformes, mapas animados para una rápida comprensión de los acontecimientos, audioguía personalizado multilingüe que es proporcionado todos los visitantes y animaciones de realidad aumentada.

Las cifras del coste del eventofueron realmente espectaculares, teniendo en cuenta que la totalidad de la inversión ha sido amortizada a través de la venta de entradas para asistir al evento. Sin contar las cifras colaterales en restauración o recuerdos.

Cifras record del evento 10 millones de euros.

Presupuesto global del bicentenario, compensado por la taquilla118.000 espectadores para las dos recreaciones.

Waterloo la última batalla de Napoleón
Soldados franceses preparando la munición en el vivac francés

A los que hay que añadir 15.000 espectadores para el espectáculo inaugural « Inferno » y los 40.000 visitantes de los vivacs 55.000 plazas en las tribunas distribuidas a lo largo de 1 km, 25.000 m2 de tiendas, que acogerán cada tarde a 7.000 VIP 25.000 m2 de placas de acero para facilitar la movilidad en el lugar y en los parkings, sean cuales sean las condiciones climáticas.

Waterloo la última batalla de Napoleón
Guardia en La Ferme du Calliou

20.000 plazas de parking 6.200 participantes en la recreación de 52 países diferentes, 2.500 kilos de pólvora para los combates, 2.000 trabajadores para atender al público (restauración y asistencia) 500 autocares esperados en cada espectáculo, 330 caballos para recrear las cargas de la caballería, 300 policías, 120 cañones, 30 toneladas de heno

Todo ello permitio al visitante el poder revivir los momentos de la batalla que cambió el curso de la historia, hace 200 años.

Los integrantes de la recreación interpretan y acatan  las órdenes de los oficiales, suboficiales y cabos, así como atienden a sus tareas, deberes y obligaciones que cumplir.

Es una auténtica recreación en todos los aspectos de la vida de los ejércitos que combatían en Europa, como hace 200 años.

Un espectáculo épico, cargado de color, emoción y pasión en el cual el publico puede visitar los campamentos o vivacs, tanto aliado como francés y así poder admirar el vestuario militar y civil de la época, percibir el olor de las monturas de los Lanceros o Dragones, el olor de las comidas campestres y los ensayos de las diferentes unidades militares, todo un espectáculo!

El origen de los recreadores Más de 6.200 recreadores han intervenido este año y más 52 nacionalidades diferentes.

El país más representado es Alemania, con el 18,34%. Le sigue Gran Bretaña, con 17,80%, Francia el 9%, con Rusia 7.84%, 6.91% con Bélgica, la República Checa con 6.22%, los Países Bajos, con el 4,50% Polonia con un 3,42% y los EE.UU., con 3,31%.

Otras nacionalidades son de Argentina, Canadá, Ucrania, Noruega, Hungría, Lituania o España, que con un nutrido grupo de representantes que han estado alineados tanto en las tropas aliada inglesas como holandesas.

Aunque lo más sorprendente es que el mayor número de españoles estaba entre las filas del Ejército Napoleónico.

Un paseo por la Historia

Tras el fracaso de la campaña de Rusia, Napoleón se vio obligado a abdicar y fue exiliado a la isla Elba en 1814.

Europa estaba convencida que había terminado con las aspiraciones del Emperador de Francia, pero el 26 de febrero de 1815, Napoleón consiguió huir de la isla de Elba y desembarcar en territorio francés, entrando en París el 21 de marzo.

La capital, abandonada el día anterior por Luis XVIII, acogió una vez más al general con grandes manifestaciones de entusiasmo popular.

Comienzan los «cien días» de Napoleón

Era el comienzo de la última y efímera experiencia de gobierno napoleónico, llamado los «cien días» a causa de su duración (marzo-junio de 1815).

Pero los ministros de los países vencedores, reunidos en Viena, hicieron caso omiso de semejantes promesas y crearon inmediatamente una nueva coalición anti-napoleónica. Napoleón se vio obligado, por tanto, a tomar de nuevo las armas.

Sus últimas esperanzas se frustraron muy poco después en  la Waterloo la última batalla de Napoleón, en Bélgica (18 de junio de 1815).

Ciertamente la historia la escriben siempre los vencedores

Para Francia esta fue la batalla del Mont-Saint Jean.

Para Prusia, la Belle Alliance, pero dado que el comandante en jefe de las fuerzas aliadas que frenaron el avance de Napoleón, Arthur Wellesley Duque de Wellington, tenia ciertas prerrogativas otorgadas a su rango y optó por bautizar tan determinante batalla como Waterloo.

Pues era costumbre de la época usar el nombre del lugar donde se había pernoctado durante la vigilia de la misma y asi se denomino, Waterloo la última batalla de Napoleón.

Poco tiempo después el histórico lugar donde se desarrollo Waterloo la última batalla de Napoleón, una formidable contienda se convirtió en un mito.

La violencia del combate así como los miles de muertos y sin duda su impacto histórico han dejado una impronta imborrable.

En el recuerdo de aquellos países que intervinieron. Por consiguiente, no son de sorprender las peregrinaciones y conmemoraciones que tienen lugar año tras año en este histórico lugar.

Waterloo supuso la derrota definitiva de Napoleón

Hay quienes plantean si Wellington hubiera podido ganar la batalla sin el apoyo de las tropas Prusianas de Von Blücher.

La realidad es que ni si quiera hubiera planteado establecer la contienda sin saber de antemano que podía contar con los 100.000 hombres de Blücher.

De hecho, la derrota en términos estratégicos no fue la batalla de Waterloo en sí, sino la derrota que supuso para los prusianos la batalla de Ligny o victoria de las tropas napoleónicas.

El 16 de Junio, en la cual el general Von Gneisenau, jefe del Estado Mayor de Blücher toma la decisión de retirarse hacia el norte en dirección a Wavre para así continuar manteniendo una línea de contacto con Wellington.

La estrategia de la batalla

Con ello provocó que el Mariscal Grouchy mantuviera el criterio inicial de perseguir con su caballería a las tropas prusianas en retirada, en lugar de reforzar la línea en frente de Waterloo.

Así con esta maniobra hubiera podido romper la linea de defensa de Wellington provocando la dispersión de las tropas aliadas y con ello posibilitar la penetración hasta Bruselas de Napoleón, tal como le sugirieron sus oficiales de Estado Mayor.

Con ello favoreció a las tropas aliadas comandadas por Wellington el poder contener los briosos ataques del día 18, tanto de la Guardia Imperial como de la caballería francesa el tiempo suficiente para que las tropas prusianas avanzaran por el flanco derecho y así acometer contra las tropas napoleónicas.

Definitivamente derrotado por los anglo-prusianos, fue desterrado a la isla atlántica de Santa Elena, donde murió seis años más tarde (5 de mayo de 1821).   Principales actores de la contienda  

La cuna de la Europa moderna La batalla de Waterloo es parte de la conciencia colectiva de todos los pueblos de Europa que en ella participaron. Símbolo de la división de la antigua Europa, es también el lugar de nacimiento de la Europa moderna y una de las claves para la existencia de Bélgica. Excepcionalmente, la batalla de Waterloo fue capaz de reunir a personajes profundamente opuestos, con sueños de gloria y grandeza, además del odio y la venganza personal. Si se tiene en cuenta esto, el 18 de junio 1815 puede interpretarse como una derrota o una victoria; las claves de la batalla están en la personalidad de los actores principales.   Lo que si es cierto e irrefutable, es que… Napoleón perdió la batalla, pero se ganó el mejor lugar en la Historia.

Nuestro video del  bicentenario de la batalla de Waterloo, la recreación histórica más grande nunca antes realizada en Europa.

Lugares de interes

La Colina del León, montículo artificial en cuya cúspide se encuentra una escultura de un león.

Desde su mirador se divisa todo el campo de batalla de Waterloo con una excelente panorámica – para acceder a su cima es necesario ascender 226 escalones. Este lugar fuer construido como recuerdo del lugar donde fue herido el Príncipe de Orange.

Panorama y Memorial 1815

 se encuentra justo a los pies de la colina del León. Este nuevo memorial alberga cientos de objetos, uniformes, armas de época que formaban parte de los equipos de los soldados de la época.

También puede visualizarse la película en 3D de la batall. En el edificio contiguo, Panorama, se encuentra el inmenso mural circular que a modo de lienzo fue pintado por Louis Demuolin, con épicas escenas de la batalla.

En la ciudad de Waterloo se encuentra el museo dedicado al Duque de Wellington,  http://www.museewellington.be/

El último Cuartel General de Napoleón, La Ferme de Calliou en Vieux Genappe. http://www.dernier-qg-napoleon.be/

Ferme Mont Saint-Jean, actualmente este lugar histórico es un restaurante, en 1815 tuvo el cometido de hospital de las Tropas francesas, http://www.waterloo-beer.com/

Ferme de Hougoumont, enclave histórico que tuvo un determinante papel por la enconada resistencia que ofrecieron las tropas británicas, http://www.projecthougoumont.com/

En Braine-l’Alleud, la iglesia de Sain-Étiene tuvo un papel muy relevante como hospital francés, http://www.braine-lalleud.be/

Más información en:  Oficina de Turismo de Bélgica: Bruselas y Valonia www.belgica-turismo.es

Post relacionados:

1 Comment

  • Muchas gracias por esta crónica espléndida de la reconstrucción de la batalla de Waterloo, que ha implicado el esfuerzo de miles de personas. El resultado fue espectacular, como se ve en las imágenes. Un saludo

Comments are closed.