Las Residencias Reales de los Saboya en Turín

Turin Palacio Real

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín ofrecen una amplia visión de la arquitectura monumental europea de los siglos XVII y XVIII, tanto en dimensiones como en estilo, nos muestran el carácter dominante del absolutismo de las monarquías de la época.

Cierto es, que Turín, de por sí, es una ciudad con múltiples encantos, y que a día de hoy, después de superar el gris oscuro de su periodo industrial y haber sido sede Olímpica, ha evolucionado como una ciudad que ofrece al visitante las más vanguardistas instalaciones y a la vez es contemplada como la más bella y mejor conservada ciudad barroca de Europa.

Epicentro del poder de la dinastía de los Saboya

La ciudad fue creciendo bajo su aura desde 1248. Pero no fue hasta 1575 cuando Manuel Filiberto se establece en Turín y la proclama como nueva capital de sus dominios y se inician los denominados siglos de oro hasta 1831, en el que da comiendo la nueva Italia con el inicio del “Risorgimento” o reunificación.

Aun así, indudablemente para descubrir el legado de la casa de los Saboya, hay que comenzar un recorrido por el centro de Turín y sumergirnos en cuatro distintas visiones para interpretar este magnífico patrimonio.

Desde el casco antiguo de la ciudad se ramifican los recorridos que unen la vida en los Palacios Reales, la corte con los placeres de los pabellones de caza o “venareos” y la intensa devoción religiosa que les caracteriza.

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, los Palacios del Poder

Nos ubicamos en lo que podríamos considerar el centro de la capital del Piamonte, la Piazza Castello, a nuestra derecha se encuentra el Palazzo Madama, aunque sus orígenes fueron el antiguo castrum romano y que puede apreciarse en su base, pasó a ser un castillo medieval con sendos baluartes hasta que adquirió el actual esplendor barroco, muestra de ello es la maravillosa escalinata interior obra del maestro Juvarra.

Su nombre “Palazzo Madama” es fruto de haber sido la residencia de las Señoras Reales Cristina de Francia y en especial de María Juana Bautista de Saboya. En la misma plaza se encuentran también la Armería Real y la Biblioteca Real.

A nuestra izquierda está la Iglesia de San Lorenzo, edificio de planta octogonal, obra del maestro de Módena Guarino Guarini, que a raíz de tan impresionante obra, fue llamado a la corte de Turín como arquitecto de la Corte Ducal.

Desde el centro de la plaza, el mayor y más imponente edificio que atrae nuestra mirada es el Palazzo Reale, auténtico símbolo del poder, eje central de la Corte y el poder político.

La presencia de la dinastía de los Saboya en el palacio se remonta al Duque Manuel Filiberto desde (1563) hasta Humberto II, al que se le debe la actual distribución realizada en 1920.

La arquitectura barroca

Continuamos nuestro recorrido por la ciudad admirando la arquitectura barroca que nos sucede a nuestro paso, en la Vía Accademia delle Scienze, en la que se encuentra la pinacoteca Gallería Sabauda, se encuentran las antiguas colecciones adquiridas por la Casa Saboya; en la misma avenida, cabe destacar el Museo Egipcio, que es considerado el más importante del mundo tras el de El Cairo.

En él se encuentran piezas únicas como el cuerpo de un hombre encogido, muestra de las antiguas técnicas de momificación, o el llamado papiro de Turín, que es la lista completa de los faraones desde la I hasta la XVIII dinastía.

Palacios de grandes arquitectos

A continuación encontramos el Palazzo Carignano y su imponente fachada curvilínea de ladrillo rojo, destaca también por su atrio con dobles escalinatas, obra del maestro Guarini, el cual lo diseño en 1679, inspirándose en los diseños de Bernini para el Louvre. Erigido por encargo del Príncipe de Carignano Manuel Filiberto, llamado el mudo, inicialmente fue concebido como residencia de la rama segunda de los Saboya, siéndolo por más de un siglo y medio.

En el siglo XIX se realizaron las obras de ampliación añadiendo un segundo cuerpo, ideado para albergar el Parlamento Italiano, junto a una nueva fachada orientada hacia la actual Piazza Carlo Alberto.

Este palacio representa un lugar muy emblemático en la historia de los Saboya y del Risorgimento Italiano: además de ser el lugar de nacimiento de Carlos Alberto y Víctor Manuel II, sede del Parlamento subalpino y del primer Parlamento Italiano.

Desde 1878 acoge en las salas del piso principal el Museo Nacional del Risorgimento.   La Vida de la Corte La vida en la Corte de los Saboya transcurría entre el ocio y las suntuosas ceremonias en las residencias ubicadas en los alrededores de la ciudad, construidas como testimonio de la elegante magnificencia de la Casa de Saboya.

Turin Castillo Rivoli Museo de Arte Contemporaneo

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, La Palazzina di Caccia di Stupinigi

Residencia venatoria para una corte europea, fue la residencia predilecta de los Saboya para las grandiosas fiestas y solemnes matrimonios. Esta obra fue encargada por Víctor Amadeo II al maestro Juvarra,  inspirándose en el modelo de las residencias centroeuropeas contemporáneas.

Turin Villa Regina

En ella trabajaron otros arquitectos como Benedetto Alfieri, así como multitud de maestros ebanistas, talladores, estucadores y doradores que hicieron posible la suntuosa decoración interior. Sede del Museo del Mueble desde 1919, acoge mobiliario de gran valor, así como obras maestras de otras residencias.

  Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, El Castello di Rivoli

Erigido en el siglo XI como baluarte militar, es hoy el Museo de Arte Contemporáneo. Propiedad de los Saboya desde 1247, fue la primera sede de la Corte Ducal. En el siglo XVII fue transformado en residencia por Carlo y Amedeo di Castellamonte.

Turin Villa Regina

Las Residencias Reales de los Saboya en TurínVilla Regina

Nacida como viña de la corte, fue la “delitiosa” residencia de duquesas, princesas y reinas de la Casa Saboya hasta el siglo XIX. Recuperada al público después de una intensa restauración, ha vuelto a recuperar su antiguo esplendor, reflejado en la decoración, el mobiliario,  la moda del siglo XVIII.

Turin Venaria Reale

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, la Reggia di Venaria

Es una de las más grandes y espectaculares residencias reales construida por Carlos Manuel II, que eligió la Venaria como residencia de caza. Su eje central y salón más espectacular es el Salón Diana, donde la luz juega un importante papel junto con el mosaico en blanco y negro, la altura de la sala, los altos ventanales junto con el decorado de los estucos.

Turin Venaria Reale

Es realmente fascinante. En este palacio fue también el prestigioso arquitecto Juvarra, que aquí culminó sus obras maestras como la Galería Grande, la Capilla de San Huberto,  y el complejo constituido por la Escudería Grande y la Citroneria, que es un jardín botánico, vivero de árboles cítricos.

Turin Venaria Reale

Tras un periodo de una larga restauración, el castillo y sus grandiosos jardines acogen tanto conciertos como exposiciones  en un proyecto cultural donde lo antiguo y lo contemporáneo interactúan con una espléndida armonía, por ello se ha catalogado la Reggia di Venaria como el Versalles del Piamonte.

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, los veraneos Reales

Con la moda de los veraneos de la Corte transcurren largos periodos en acogedores residencias de campo rodeadas de verdes bosques. El Borgo Castello della Mandria y sus apartamentos reales son un claro ejemplo de las sedes oficiales para veraneos.

Edificado inicialmente  para la cría de yeguas de raza, este Borgo fue destinado más tarde por Víctor Manuel II como su residencia y  lugar predilecto, donde pudo dedicar el gran afecto y pasión hacia la que inicialmente fuera su amante Rosa Vercellana, conocida como “La Bela Rosini” que se convirtiera en la esposa que le diera dos hijos.

Al valor histórico se le suma el valor del patrimonio natural del parque que permite excursiones entre árboles centenarios. Castelo e parco di Racconigi, construido para los Príncipes de Carignano por el maestro Guarini, está rodeado por un majestuoso parque, obra del arquitecto de jardines Xavier Kurten,  siendo un ejemplo de sensibilidad hacia la naturaleza, constituyéndose en un paisaje típico del Romanticismo.

Este palacio fue el preferido de Carlos Alberto, pasando a ser incluido dentro de los sitios de Veraneo Reales. La visita al Castillo de Racconigi nos permite intuir la fastuosa vida de la Casa de los Saboya, admirando el espléndido mobiliario, las decoraciones originales de la época y la excelente colección de retratos.

Las Residencias Reales de los Saboya en Turín, La Devoción

Numerosos son los testimonios de la devoción religiosa de la Casa Saboya. La Basílica Superga es un claro ejemplo de ello.

Obra del abad Filippo Juvarra, arquitecto de la Casa Saboya, que modificó la imagen arquitectónica de Turín con esta obra maestra, fruto de un voto realizado por el Duque Víctor Amadeo II durante el sitio franco-español  de 1706.

En esta colina prometió que, en caso de victoria, haría edificar este monumento votivo. La iglesia alberga en su cripta los sepulcros de la dinastía Saboya, esta joya del barroco, domina la panorámica de la ciudad de Turín, así como el arco alpino, un bellísimo espectáculo que puede divisarse en toda su plenitud en los claros días invernales.

Palazzo Reale Piazzeta Reale 1, www.piemonte.beniculturali.it

Palazzo Madama – Piazza Castello www.palazzomadamatorino.it

Palazzo Carignano – Museo Nacional del Risorgimento, Vía Accademia delle Scienze, 5 Galleria Sabauda, Vía Accademia delle Scienze 6 www.galleriasabauda.beniculturali.it

Armería Reale, Piazza Castello 191  Museo Egizio (la mayor colección de restos arqueológicos egipciones fuera del Museo del Cairo), Vía Accademia delle Scienze 6 www.museoegizio.it

Venaria Reale Reggia di Venaria, Piazza della Republica 4 (Venaria Reale, TO) www.lavenaria.it

Villa della Regina, Strada Santa Margherita 79, Palazzina di Caccia di Stupinigi, Piazza Príncipe Amedeo 7, Nichelino (TO) www.mauriziano.it

Borgo Castello della Mandria, Viale Carlo Emanuelle II 256 (TO) Castello e Parco di Racconigi, Vía Morosini 1 Racconigi (CN) www.ilcastellodiracconigi.it

Basílica di Superga (Sede de los sepulcros reales) Strada Basílica di Superga 73 www.basilicadisuperga.com

Post relacionados: