Calcuta, descubriendo la esencia de sus calles

Calcuta, descubriendo la esencia de sus calles

Con más de 13 millones de habitantes, la ciudad de Calcuta en la India, es para muchos viajeros occidentales el lugar perfecto para empaparse de la verdadera esencia oriental a través de sus calles. Sus humildes barrios, junto con las costumbres de sus gentes y la infinidad de rincones peculiares por descubrir, es sin duda, una de las experiencias más atractivas que nos ofrece esta ciudad.

 

Aunque no lo parezca, uno de los principales atractivos de Calcuta son sus calles. Es aquí donde transcurre la vida en esta gran ciudad. Y es que la capital de Bengala Occidental nunca descansa. De día y de noche, por la mañana temprano o a la madrugada, siempre hay bullicio en las calles. La cultura hindú es muy hospitalaria con los turistas y esta ciudad es un claro ejemplo de ello. Verás como todo el mundo está pendiente de ti y te sientes el más observado, ya que no es una ciudad muy acostumbrada al turismo, como son las ciudades del norte de la india: Delhi, Rajastán y Agra, pero siempre les entusiasma la presencia de visitantes occidentales en sus calles.

Las tiendas y bazares son los únicos establecimientos que cierran sus puertas al anochecer, pero en las calzadas existen numerosos puestos ambulantes donde venden objetos artesanales, especias, telas y comida hindú, pero ten en cuenta las recomendaciones básicas para ingerir alimentos en este país. No todo lo que comas en las calles de la India te sentará bien, aunque tomarte un vaso de “Chai” -típico té con leche y especias-, no te traerá consecuencias. El humilde barrio del Kumartuli, en el norte de Calcuta, es un lugar que no debemos pasar por alto si deseamos impregnarnos de la esencia urbana de esta ciudad. “Kurmar” significa escultor, por lo tanto, Kumartuli es el barrio de los escultores donde moldean las «Pratimas» -esculturas de la diosa Durga-, para el festival Durga Puja.

El caos del tráfico es indescriptible. Los conductores hindúes conducen con una mano pegada al claxon. Los semáforos son puramente ornamentales. Coches, camiones, furgonetas, taxis, autobuses, tranvías, motos, rickshaws, bicis y peatones se lanzan al asfalto sin orden ni ley. Las normas de circulación no tienen nada que hacer frente al masificado tráfico. Desplazarse por la ciudad es difícil con tanta gente alrededor. Los más aventureros pueden utilizar rickshaw, taxi o bus, los chóferes son unos auténticos “maestros” de la conducción. Todo un espectáculo, más si conducen en dirección contraria, algo que no debe sorprender a nadie.

 

[divider]INFORMACIÓN PRÁCTICA[/divider]

No te pierdas el reportaje completo sobre Calcuta, el festival Durga Puja y nuestra guía práctica para visitar la ciudad en la revista QTRAVEL Digital No.1, disponible para descarga y lectura gratuita desde Tablets, Smartphones y ordenadores.

Oficina de Turismo de la India: www.incredibleindia.org

Agencia de viajes organizadora del viaje: www.meghdutamtravels.in

Post relacionados: